Uncategorized

La mujer soltera agrada a dios

Starting your free trial of Bible Gateway Plus is easy. The next step is to choose a monthly or yearly subscription, and then enter your payment information. You can cancel anytime during the trial period. To subscribe at our regular subscription rate, click the button below.

To manage your subscription, visit your Bible Gateway account settings. As an account holder, you can highlight Bible verses, mark your favorites, and take notes. For now, consider improving your experience even more by upgrading to Bible Gateway Plus! Try it free for 30 days! Igualmente, la mujer que ya no tiene esposo y la joven soltera se preocupan por las cosas del Señor, por ser santas tanto en el cuerpo como en el espíritu; pero la casada se preocupa por las cosas del mundo y por agradar a su esposo.

Hay diferencia entre la mujer casada y la virgen, La mujer no casada tiene cuidado de las cosas del Señor, para ser santa así en el cuerpo como en el espíritu; mas la casada tiene cuidado de las cosas que son del mundo, cómo ha de agradar a su marido. Y lo mismo le pasa a la que se casa. La mujer no casada, lo mismo que la joven soltera, se preocupa de las cosas del Señor; se afana por consagrarse al Señor tanto en cuerpo como en espíritu.

Pero la casada se preocupa de las cosas de este mundo y de cómo agradar a su esposo. La virgen o la que nunca se ha casado se preocupa de los asuntos del Señor para poder ser santa en cuerpo y en espíritu.

Pero la mujer casada se preocupa de las cosas del mundo, de cómo agradar a su esposo. La mujer casada, por su parte, se preocupa de las cosas de este mundo y de cómo agradar a su marido. La mujer no casada, o soltera, se preocupa de las cosas del Señor, a fin de ser consagrada tanto en cuerpo como en espíritu. En cambio, la casada tiene cuidado de las cosas de la vida, de cómo ha de agradar a su esposo.

También hay diferencia entre la mujer casada y la joven soltera. La joven soltera se preocupa de servir al Señor y de ser santa, tanto en cuerpo como en espíritu.

BibleGateway

Pero la mujer casada se preocupa de las cosas del mundo, y de cómo agradar a su esposo. Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella. La doncella tiene cuidado de las cosas del Señor, para ser santa así en cuerpo como en espíritu; pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido. Si no, ruégote que venga con nosotros Amnón mi hermano. Y el rey le respondió: Esforzaos pues, y sed valientes. Todos los hijos del rey son muertos: He allí los hijos del rey que vienen: Y también el mismo rey y todos sus siervos lloraron con muy grandes lamentos.

Y David lloraba por su hijo todos los días. La soledad es buena cuando Dios es el centro y cuando nuestra soledad tiene un objetivo: El estado de soltería nos permite hacer muchas cosas. Debemos programarnos de tal manera que honremos a Dios manteniendo una vida disciplinada y ordenada.

La mujer soltera agrada a dios

Nuestra felicidad, bienestar y estabilidad, nuestro futuro, no depende de un esposo, depende de Dios absolutamente. Dios es fiel y El sabe lo que es mejor para nosotras. Tampoco significa que no debemos orar por un compañero. Debemos orar, pero descansando en el señor y sin estar llenas de ansiedad, siempre gozosas, esperando en Dios, estando en nuestro lugar, siempre prudentes y cuidadosas.

Debemos esperar, estar dispuestas, hermosas y disponibles. Si evaluamos detenidamente nuestras vidas, al hacerlo te recomiendo hacer una lista de todas las cosas que Dios te ha dado, yo hice la mía. Dios nos creó con mente, intelecto — Voluntad, emociones. Eso significa que las emociones juegan su papel en nuestras vidas.

1 Corintios - Bible Gateway

Veamos el siguiente cuadro: Traigo este tema porque nosotras como mujeres tendemos a ser muy emocionales y actuamos por lo que sentimos y percibimos y no por la realidad. Debemos filtrar lo que sentimos por la verdad de Dios, tener cuidado con nuestras emociones porque nos pueden engañar y llevarnos a tomar decisiones y hacer cosas fuera de lo que es lo mas correcto.

Cuando tomamos cualquier decisión debemos ir a la Palabra, preguntarnos: Nosotras como solteras debemos aprender a manejar los límites, saber como nos manejamos en los diferentes ambientes sin dejar de ser nosotras. Debemos tener cuidado con los hombres casados, no es lo mismo sostener una conversación amena, abierta e interesante con una hermana casada o hermana soltera o con un soltero, que con un hombre casado sea pastor, líder o un simple hombre de carrera.

Es muy importante saber entrar y salir en los círculos con cautela y como mencioné anteriormente, reconociendo nuestra verdadera identidad y el estado en el que nos encontramos, el cual es hermoso ante los ojos de Dios y debe ser hermoso para nosotras. Veamos algunos principios bíblicos de mujeres solteras que fueron cautelosas y prudentes en su andar. Mostró servicio, decoro, hospitalidad, hacia el criado de Abraham y lo introdujo a su familia inmediatamente.

Ella era una soltera diligente. Mostró prudencia, discreción, dignidad, fue muy trabajadora. La historia nos indica que no era una soltera que estaba en los medios. Esperó el tiempo de Dios para recibir su esposo, y se llevó del consejo de su suegra todo el tiempo. Fueron mujeres solteras que procuraron siempre servir, servir al señor Jesucristo. Una preparaba los alimentos y el hospedaje y María dice en los evangelios, que estaba a los pies del señor. El apóstol Pablo nos dice en Tito 2: Esto fue escrito para nosotras hermanas.

Aunque crecí en el Señor y en el seno de la iglesia, no he sido exenta de las luchas normales de muchas solteras, sí debo reconocer que la Soberana Gracia de Nuestro gran Dios ha sido fiel en guardarme. Conversaba recientemente con una hermana, ella compartía conmigo parte de su vida; me decía que en su vida mundana ella tenía algunos desordenes en cuanto al guardarse pura.

Pude testificarle que Dios me ha guardado hasta ahora desde que hice un pacto delante de El de pureza, un pacto con mis ojos y con mi corazón, eso no significa, como he mencionado anteriormente que no hayan venido las tentaciones, las luchas profundas. Esta hermana con la que compartía es una hermana casada y la verdad que al conversar acerca de cómo las solteras debemos guardarnos ella quedó impresionada cuando le manifesté acerca de algunas luchas profundas que tenemos las solteras en cuanto a la pureza, los pensamientos y ciertos deseos.

Ella se casó joven y no ha tenido que pasar por la falta de tener un esposo a la edad de los 30 años. Ella se sorprendió porque entendía que las solteras no teníamos ciertas luchas.

Le dije que sí, y mucho. Recuerda, todo lo que hace el Señor tiene un propósito y es bueno, aunque no le veamos y sintamos así. Confiemos, descansemos en Dios, el es fiel. Debemos cuidarnos y entender nuestra condición, leer acerca de nuestra edad y cómo sentimos a la edad que tenemos, debemos conocernos bien, emocional y biológicamente, debemos hacer el esfuerzo por conocernos para podernos ayudar a nosotras mismas y ayudar a otras. Nosotras debemos cuidar nuestros ojos y hacer pactos con Dios, tener cuidado de las revistas que leemos, las películas que alquilamos, las conversaciones que sostenemos en grupos, debemos cuidarnos de los libros que compramos, los lugares que visitamos.

Esas son mentiras que el maligno aprovecha para desanimarnos. Este es un buen tiempo para llenarnos de todas las promesas que Dios nos presenta en su Palabra.

furmasendultcon.ml Veamos quien es nuestro gran esposo en Isaías Las solteras tienden a llenarse de temor y a menospreciarse, en otras ocasiones se deprimen y hay que ver si en el fondo hay envidia, eso es falta de reconocer la soberanía de Dios para nuestras vidas. Y si no le place a Dios bendecirnos con un esposo, debemos tener paz y confiar en Dios, el sabe por qué hace todas las cosas. Dice el texto en Mateo Ellas no sabían cuando vendría el esposo, pero estas cinco vírgenes estaban preparadas, fueron diligentes y prudentes, aunque cabecearon y se durmieron por un instante, estaban listas, sin ansiedad, sin preocupación, se sentían seguras y cuando llegó el esposo lo pudieron recibir.

Muchas hermanas no le creen a Dios. Cuando te sientas agobiada, arrodíllate, ora y clama al Señor, habla con Dios, llénate de Su Palabra, de sus promesas. No te descuides en tu devoción a Dios. No hay nada imposible ni difícil para Dios. El todo lo puede. Existen programas de jóvenes universitarios y con menos de treinta años, grupos de parejas, programas para adolescentes, pero existen muy pocos grupos de apoyo para las hermanas solteras, eso es una gran carga para mí, siempre oro por las hermanas solteras y les animo a que puedan iniciar programas en sus iglesias, sea de manera formal o informal, pero inicien.

Hermanas Dios no segrega a nadie y todas somos criaturas de Dios. No le demos lugar a la compendia maliciosa, ni a la distancia, recuerden la unión hace la fuerza.